C/ Timanfaya, 25, Humanes de Madrid, 28970, Madrid, España.

916 902 935 | lyma@servicioslyma.es

Contacto

Mejoras en la vida cuando tenemos un empleo a todos los niveles.

11, marzo | Sin comentarios
centro especial de empleo madrid

Es innegable que tener un trabajo mejora las posibilidades y la vida en general de cualquiera a todos los niveles. Pero aún más cuando se trata de gente discapacitada que tiene mucho más difícil acceder al mercado laboral.
Para todos es importante y esencial tener un trabajo que no sólo sirva para obtener los ingresos que permitan pagar las facturas, sino también para sentirnos útiles y valorados, y que con ello aumente nuestra autoestima. Pero cuando se trata de personas discapacitadas, es aún más importante si cabe, porque para ellos un trabajo supone, a parte de ingresos y autoestima, no sentirse diferentes al resto, o infravalorados por su discapacidad. Porque al final, esa discapacidad no les impide desempeñar con normalidad las tareas de su trabajo, y los demás también normalizamos las cosas y olvidamos los prejuicios que tan arraigados están todavía en nuestra sociedad a pesar de todo lo que ha avanzado. Eso les ayuda a sobrellevar su discapacidad, haciendo incluso que se olviden, y que todos alrededor nos olvidemos, de ella.
Por eso es esencial no negarles una oportunidad de integrarse en el mundo laboral y demostrar su valía, y en LYMA, centro especial de empleo se trabaja precisamente en favor de esa integración laboral de discapacitados sensoriales, físicos o psíquicos para que puedan desarrollarse personalmente y profesionalmente. El objetivo es que ellos estén mejor con ellos mismos para que puedan disfrutar plenamente de su vida sin tener ninguna limitación respecto al resto. 
Para eso se puso en marcha la ley LISMI (Ley de Integración Social de Minusválidos) que trata de promover la contratación de personas discapacitadas, para que puedan realizarse como personas, pero que desgraciadamente no siempre se cumple. Precisamente para facilitar el cumplimiento de esa Ley, se aceptaron unas medidas alternativas o sustitutorias como es recurrir a un centro especial de empleo como LYMA, que ofrece servicios de lavandería, limpieza, jardinería o conserjería realizados por personas discapacitadas, pero perfectamente cualificadas para ofrecer un servicio de calidad. 
No hay que olvidar que por medio de un trabajo, también se aprende y eso les puede ayudar especialmente a las personas discapacitadas a mejorar y que a su porcentaje de discapacidad se minimice, haciendo así que su vida sea lo más normal posible y que disfrute como cualquier otra persona. Es una labor necesaria que esperemos en un futuro próximo no haga una falta que una Ley obligue a cumplir. 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha